Perder una pieza dental afecta tanto la autoestima como la función de nuestra boca. 

Dan Goldsmith, odontólogo.

Las piezas perdidas pueden ser reemplazadas por un implante de titanio, que funciona de manera similar a una raíz natural.

El hueso alrededor del implante dental se adherirá a éste en un proceso llamado oseointegración, que después de algunos meses, formarán parte permanente del cuerpo, haciendo que se vea una sonrisa natural.

Con tasas de éxito superiores al 95 por ciento, los implantes dentales son una de los formas más exitosos de tratamientos dentales, y en la mayoría de los casos se trata de una solución permanente.

El primer paso es tomar una radiografía que permita determinar la calidad y cantidad de hueso disponible. En general, la mayoría de las personas -desde jóvenes hasta adultos mayores- son candidatas para recibir la colocación de implantes dentales.

Ante la pregunta de si optar por una prótesis convencional en vez de un implante de titanio, los especialistas recomiendan este último, ya que cuando hay pérdida de piezas dentarias, el maxilar se comienza a encoger, algo muy común en las personas que usan prótesis convencionales, lo que dificulta su instalación. Por su parte, los implantes dentales restauran la carga normal del hueso y previenen la continuación de pérdida del mismo.

Mientras ANTES se decida por colocarse implantes dentales, menor será la pérdida del hueso y más fácil será lograr un mejor resultado estético.

Hoy en día, se trata de un procedimiento cada vez más accesible desde el punto de vista económico. Es importante destacar que la Implantología dental sólo debe ser ejecutada sólo por Especialistas altamente calificados, ya que no todos están preparados para proveer un tratamiento de esta complejidad. En Clínica DENTALGOLD contamos con dentistas certificados, que le asegurarán un tratamiento correcto con un alto porcentaje de éxito.