DentalGold
Dr. Dan Goldsmith
Dra. Carolina Saavedra

El disyuntor de paladar es uno de los aparatos más comunes en ortodoncia interceptiva.  Su objetivo es corregir la mordida cruzada causada por un paladar estrecho, solucionando de esta manera la compresión del hueso maxilar en pacientes en crecimiento.

Pero, ¿qué es la ortodoncia interceptiva, qué problemas soluciona el disyuntor de paladar y en qué casos está recomendado?

¿Qué es la ortodoncia interceptiva?

La ortodoncia interceptiva es aquella encaminada a corregir problemas óseos del maxilar o la mandíbula en niños en edad de crecimiento. A través de distintos aparatos, generalmente frenillos  removibles  que los niños suelen usar en la casa, el Dr. Dan Goldsmith y la Dra. Carolina Saavedra actúan directamente sobre el desarrollo los huesos faciales.

De esta forma se corrigen problemas de maloclusión que, en caso de no ser tratados a edades tempranas, sólo podrán corregirse con un tratamiento combinado de Cirugía Ortognática  y Ortodoncia.

La ortodoncia interceptiva suele estar indicada en niños con edades hasta los 12 años de edad.

Un ejemplo de las correcciones más frecuentes que suelen abordar los tratamientos de ortodoncia interceptiva puede ser un hueso maxilar muy prominente, una mandíbula excesivamente grande o, tal y como es el caso que trata el disyuntor paladar, un paladar demasiado estrecho.

¿Qué es un disyuntor de paladar?

El disyuntor de paladar es un aparato de ortodoncia infantil cuyo objetivo es corregir un paladar comprimido. Es decir, un paladar demasiado estrecho y abovedado en la parte central del mismo.

Este crecimiento anómalo suele estar causado por por factores genéticos o ambientales como la succión digital o la respiración oral.

El principal causante de esta falta de contacto es la respiración oral, aunque también es frecuente en aquellos niños que tienen hábitos como, por ejemplo, la succión del pulgar o el hábito del uso prolongado de la mamadera o el empleo del chupete a edades avanzadas.

En caso de no ser corregido, ocasiona problemas de apiñamiento, mordida cruzada e incluso molestias nasales y respiratorias.

¿Cómo funciona el disyuntor de paladar?

El disyuntor o expansor palatino es un aparato de ortodoncia que se coloca en los molares. Formado por dos componentes metálicos simétricos unidos entre sí por un tornillo, permite aplicar una fuerza cuyo objetivo es desarrollar el tamaño de paladar y la curvatura deseada.

El ortodoncista (Dr.Dan Goldsmith o la Dra. Carolina Saavedra)  explicarán  a los padres cómo deben colaborar en este proceso, activando la acción del aparato.

En caso de no corregir un paladar estrecho en edades tempranas mediante métodos de ortodoncia interceptiva, se deberá recurrir a un procedimiento con cirugía ortognática. Aquellos adultos con paladar ojival deben someterse a procedimiento mucho más invasivo y molesto.

¿Qué problemas se derivan de tener un paladar estrecho?

El paladar ojival tiene una  serie de consecuencias en nuestra salud, tanto dental como general. Algunas de ellas son:

  • Aquellas personas que tienen el paladar estrecho sufren problemas de apiñamiento dental, llegando a ser severo en muchos casos. El apiñamiento no sólo hace que tengamos una sonrisa poco estética, sino que también dificulta la higiene dental y favorece, por lo tanto, la aparición de enfermedades periodontales como la gingivitis y la periodontitis y aumenta el riesgo de padecer afecciones como, por ejemplo, la caries.
  • El apiñamiento dental puede dificultar, a su vez, la erupción dental de algunas piezas dentales. Éste es el caso de los dientes que se encuentran obstruidos por la presencia de otras piezas que ocupan su lugar en la arcada dental.
  • Un paladar estrecho es una de las causas principales de la mordida cruzada. Se trata de un tipo de maloclusión que se produce al haber una alteración en la alineación de los dientes de la arcada superior con respecto a la inferior. De esta forma, hablaremos de mordida cruzada cuando los dientes de la arcada inferior se sitúan por delante de los de la superior al cerrar la boca.
  • En muchas ocasiones, las personas con paladar ojival tienen dificultades respiratorias. Esto se debe a que un paladar estrecho dificulta la entrada de aire a los pulmones, sufriendo a su vez jadeos e incluso ronquidos en las horas de sueño.

 

La prevención es vital a la hora de corregir ciertos problemas de malocusión. Acude con tu hijo al dentista a edades tempranas –en Dentalgold te recomendamos una primera visita a partir de los 5 años de edad- para revisar tu desarrollo dentofacial.